innovar desde las oportunidades es un reto al que conviene enfrentarse.

Detectar oportunidades dentro de nuestro negocio es la manera más habitual de innovar.

Por ejemplo, y llevándolo un poco al terreno de la innovación legal, detectar nuevas necesidades para un determinado segmento o colectivo puede ser una buena forma de innovar y esto ocurre con las nuevas generaciones y su forma de acceder a los bienes y servicios.

Si sabemos que nuestro comportamiento a la hora de contratar servicios es cada vez más digital, comenzar trabajar un sistema de captación, gestión y seguimiento de clientes a través de internet en nuestro despacho de abogados es una forma de innovar desde las oportunidades del sector legal.

En otras ocasiones las oportunidades surgen cuando combinamos diferentes colectivos o segmentos de mercado, como puede ser el hecho de que muchas personas quieren despreocuparse de lo que firman, pero quieren tener la seguridad de que no va a tener consecuencias legales a posteriori. Combinando todos los elementos , emerge un nuevo potencial de crecimiento de negocio.

Como es el caso de la abogacía preventiva.

¿Qué es la abogacía preventiva? Un ejemplo sobre como innovar desde las oportunidades.

Tipos de oportunidades que nos podemos encontrar a la hora de innovar

Si miramos con los ojos adecuados veremos un sinfin de situaciones que suponen una buena manera de fomentar la innovación gracias a esa detección de oportunidades.

Para conseguirlo, debemos estar atentos e informados de cualquier cambio o tendencia que se produzca en nuestro sector.

Te voy a desgranar algunos tipos de oportunidades a las que debes prestar mucha atención si buscas que tu innovación sea efectiva y, por tanto, rentable.

Oportunidades sociológicas a la hora de innovar

Encontrar esos cambios en la estructura de la sociedad puede suponer una forma de innovar desde las oportunidades.

Ya os he comentado que el comportamiento de los potenciales clientes es cada vez más digital y eso supone una oportunidad desde la que innovar.

Otra oportunidad de innovación puede ser justo la contraria: una población cada vez más longeva y con escasos conocimientos digitales puede suponer una innovación en tu empresa que vaya por unos derroteros opuestos a los de la digitalización del modelo de negocio.

Oportunidades situacionales para innovar en tu negocio

Situaciones puntuales pueden llevarnos a innovaciones oportunas para ese momento del tiempo.

Un caso que se me ocurre es con el de las olimpiadas o el futbol: si vamos pasando fases en algún campeonato deportivo podemos ver cómo hay personas que buscan viajar a los países en los que se realiza el campeonato para poder ver y apoyar a su equipo. O empresas que aprovechando el tirón quieren testear si en ese país tiene demanda lo que ofrecen.

Esos momentos pueden llevar acarreadas oportunidades comerciales y que son necesarias de un apoyo legal. Por tanto, un despacho de abogados que sea innovador podría sacar un servicio específico para tal situación.

Oportunidades tecnológicas como forma de innovación

En este caso, podríamos decir que este tipo de oportunidad para innovar no surge como respuesta para satisfacer una demanda (como es el caso de las anteriores).

«De un día para otro» aparece una solución tecnológica que permite hacer cosas nuevas o, incluso, las «cosas viejas» de una forma diferente y, en general, de mejor manera y mucho más económica.

Puede ser un CRM o puede ser cualquier otro sistema que nos permita adaptar la solución tecnológica a nuestro proceso de trabajo, ahorrando tiempo, eficiencia y dinero.

En definitiva, podemos decir que:

La innovación puede surgir de un problema que identificamos, de una oportunidad basada en la tecnología o de la identificar un segmento o mercado nuevo.

Oportunidad para innovar desde un segmento de mercado

Hacer una nueva segmentación de mercado es un forma de innovar desde la oportunidad ya que no requiere hacer excesivos cambios en el producto o servicio.

Si el producto funciona bien en un mercado, ¿por qué no entrar en la innovación que representa mejorar o adaptar ese producto o servicio para otro mercado?

Conclusiones para innovar desde las oportunidades

Al final todo se resume en tener el foco en nuestra área de trabajo y en cómo evoluciona el sector y el entorno.

Manteniendo los ojos bien abiertos lograremos arrojar luz dónde antes solo había oscuridad y eso puede suponer una mejora en la competitividad de nuestra empresa.